¿Qué hacemos con los niños en verano?

CONSULTA: EDIFICIO COSTANERA, PEDRO LAGOS# 1090, OF. 401 ATENCIÓN DE LUNES A SÁBADO, IQUIQUE FONOS: 57-2710754 CEL. 942360146Dr. Jorge Font,MBA, Diplomado en Adicciones U.C

El verano está en pleno auge y por regla general la mayoría de las personas vacacionan en esta época del año. No obstante, hay familias en nuestra sociedad que, por motivos de agenda o preferencia, toman su descanso anual, en otras fechas del año. Estos grupos familiares en muchas ocasiones se enfrentan al cuestionamiento de ¿qué hacemos con nuestros hijos en verano?

Los padres deben hacer verdaderos malabares para ajustar horarios laborales con las vacaciones escolares. Por eso les ofrecemos acciones muy sencillas. Sin embargo, no está de más tenerlas en cuenta a la hora de conciliar el horario laboral con el de los infantes, para que los padres puedan estar tranquilos en sus respectivos trabajos.  

Una de las principales alternativas es acudir a redes de apoyo dentro de la familia y ahí juegan un rol principal la presencia de los abuelos. En el aspecto psicológico está demostrado que las relaciones cercanas de los nietos con ellos, propician la formación de herramientas emocionales positivas para afrontar sus vidas afectivas de adultos.

 La generalidad de las familias apela a los abuelos trasladando a los niños a su casa o desplazando a los abuelos a la casa de los niños. Vincular a los abuelos con los niños no siempre es factible, ya sea por el ajetreado ritmo de los progenitores que están laborando, o el hecho de que muchos abuelos vivan lejos de ellos. Por lo tanto, una buena opción en vacaciones es aprovechar para pasar algunos días en casa y ciudades donde ellos habitan, además es una alternativa económica que beneficia tanto a los padres como a los niños.

Otras alternativas para entretener a nuestros hijos son las escuelas de verano. Hay una gran variedad, tenemos las que se dan para el aprendizaje de algún deporte como la natación, surf o bodyboard. Otras alternativas pueden ser talleres de cocina, artes escénicas, ciencias, oratoria, yoga, pintura o música entre otros. Lo importante es reconocer los intereses de los infantes y poder elegir en conjunto de actividades que más se adapten a ellos. Estas escuelas o talleres son muy beneficios en los niños, además de vivenciar momentos de entretención y aprendizaje, pueden descubrir aficiones muy interesantes, generando factores protectores para una realización personal y una vida plena de adultos. Saber programar el tiempo libre de nuestros hijos es fundamental para la tranquilidad de los padres y la integridad de los niños.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.